Mordazas manuales o mecánicas

Ventajas de una mordaza autocentrante mecánica

Las mordazas mecánicas y las mordazas manuales cuentan con una serie de ventajas diferenciadas entre ellas. Las mordazas manuales cuentan con un gran recorrido deslizante de sus pinzas y sistema de auto centrado. El empuje de estas es directamente del tornillo de avance de la pinza. Este tornillo de carga se realiza con una rosca acme para bloquear las piezas y dicho tornillo se sostiene por un cojinete central encajado en base del conjunto. La fabricación de este tipo de mordazas manuales auto centradas, se realiza con extrema precisión para asegurar una tolerancia centesimal de la construcción. Por último, cuentan con guías de mordaza planas con una chaveta insertada para las superficies deslizantes y para recuperar la holgura resultante del desgaste.

Por lo que se refiere a las mordazas mecánicas estas cuentan con sistema variable de sujeción por compresión de muelle, estas mordazas se accionan en apertura presionando un simple botón. Su construcción se realiza con piezas templadas y rectificadas para garantizar una gran repetibilidad. Cuentan con un perfil bajo que facilita su instalación en espacios reducidos.

Características técnicas de las mordazas mecánicas

Las mordazas mecánicas y las mordazas manuales cuentan con una serie de características que simplifican la fijación en cualquier tipo de aplicación deseada. Sin necesidad de adecuación neumática o hidráulica del conjunto. Pero esto no resta que sean elementos de sujeción de larga durabilidad, repetibilidad y gran poder de fijación mecánica.

Con repetibilidad de posicionamiento oscilante entre los +/-0.01mm y los +/-0.03mm, se adaptan a procesos de fabricación en serie con garantías suficientes.

Y su capacidad de agarre traducido en fuerza las hace ideales para la fijación en maquinaria de todo tipo. Abarcando rangos de fuerza que van desde los 400N a los 20.000N, dependiendo del modelo, adaptándose así a cualquier necesidad que solicite su aplicación.

Funcionamiento de una mordaza manual

Las mordazas mecánicas o manuales son el tipo de mordaza de más fácil instalación de la gama. Consisten en un sistema de tornillo de banco accionado manualmente por medio de apriete de tornillo o por accionamiento de botón manual. Esto hace que este tipo de mordazas sean ideales para su instalación en cualquier tipo de máquina herramienta o maquinaria de montaje. Además, este tipo de sistemas de fijación permiten ahorrar en un sistema hidráulico o neumático para su funcionamiento.

Otras mordazas autocentrantes que pueden interesarte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies